America First

America First

183
La política de Donald Trump (en la imagen, en su Torre de la 5ª Avenida en Nueva York) ha llevado a varios agentes del turismo del país a solicitar la “minimización de la incertidumbre” tras decisiones como salir del Acuerdo del Clima de París o la famosa construcción del muro con México.
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInPin on PinterestPrint this page
El titular de este reportaje es, sin duda, una de las frases más emblemáticas de Donald John Trump, XLV presidente de los Estados Unidos de América y una de las figuras políticas más controvertidas de las últimas décadas. Polémicas al margen, la pregunta es si el sector turístico norteamericano se está viendo perjudicado por determinadas decisiones de la Administración Trump, a golpe de tuit.

Por: Rubén González

Durante los últimos meses, las reacciones contrarias a las decisiones de Donald Trump se han sucedido desde diferentes actores del sector turístico, sobre todo al principio de su mandato, coincidiendo con algunas de sus primeras medidas, que afectaron de lleno la llegada de viajeros de determinados mercados. Por ejemplo, David Scowsill, presidente y CEO de World Travel & Tourism Council (WTTC), comentó el pasado enero: “La orden ejecutiva del presidente Trump del 27 de enero que prohíbe viajar a Estados Unidos desde siete países durante 90 días va directamente en contra del derecho fundamental de la libertad de viajar. Ha creado una inmensa confusión entre los viajeros y entre las empresas turísticas”.

El reciente anuncio de que EE UU abandona el Acuerdo del Clima de París con el fin de renegociar otro convenio más provechoso para el país, según Trump, tampoco le hace favor alguno a la imagen internacional del destino. Sin olvidar el muro que pretende construir en la frontera con México.

Desde la American Society of Travel Agents (ASTA) se posicionaban a principios de año en la misma línea que WTTC: “Pedimos que la Administración establezca rápidamente reglas claras para que los actores del sector podamos ofrecer un buen servicio a los clientes y que las interrupciones en los viajes se reduzcan al mínimo. Minimizar la incertidumbre es importante para permitir que los viajeros mantengan la confianza en una industria tan vital para la economía de nuestra nación”.

Tourism Economics estima que, en 2017, EE UU recibirá 4,3 millones de turistas menos respecto a 2016

La influencia de la controvertida política de Trump podría tener un serio impacto en el receptivo norteamericano según, por ejemplo, firmas como Tourism Economics, con sede en Filadelfia, que estima que en 2017 Estados Unidos recibirá 4,3 millones de turistas menos que el año pasado, lo que supondrá un descenso de los ingresos de 7.400 millones de dólares. En 2018 el impacto podría ser aún mayor, ya que anticipan que el número de viajeros descenderá en 6,3 millones, lo que representará 10.800 millones de dólares menos en ingresos.

trumpturismo-04-2

Según un estudio de ForwardKeys, las reservas entre el 28 de enero y el 4 de febrero (tras el anuncio de las polémicas medidas) con destino a Estados Unidos desde los siete países afectados (Irak, Siria, Irán, Libia, Somalia, Sudán y Yemen) fueron un 80% menores que durante los mismos días de 2016. Tras el bloqueo de las medidas de Trump por parte del juez federal James Robart, Irán fue el único mercado que respondió de forma positiva. A nivel global, del 28 de enero al 4 de febrero, las reservas de vuelos a EE UU descendieron un 6,5%, según ForwardKeys (excluyendo China y Hong Kong, debido al efecto del Año Nuevo chino).

MEDIO PUNTO MENOS DE TURISTAS EN 2017
De acuerdo con WTTC y su Economic Impact Research 2017, este año 76,62 millones de personas elegirán Estados Unidos como destino, un 0,6% menos que en 2016. En 2027 se espera que supere los 117 millones de llegadas internacionales. El año pasado, los turistas extranjeros gastaron 212.300 millones de dólares, lo que equivale al 9,5% de las exportaciones estadounidenses. En 2017, WTTC estima que el gasto descenderá un 0,6% en tanto que anticipa para el periodo 2017-2027 un alza promedio por año del 3,9%, lo que impulsará los desembolsos por turismo hasta los 309.700 millones de dólares (9,3% de las exportaciones).

Desde Foursquare, basándose en un estudio sobre el comportamiento de sus usuarios, aseguran que la llegada de turistas a Estados Unidos habría descendido un 11% en marzo pasado, con acusadas caídas en los mercados de Oriente Medio y América del Sur.

Pincha en la imagen si quieres ampliarla.
Pincha en la imagen si quieres ampliarla.

No obstante, no ya las previsiones, sino las estadísticas oficiales muestran otra realidad. Según la National Travel and Tourism Office, de enero a marzo los turistas internacionales gastaron 63.000 millones de dólares en sus viajes a Estados Unidos, un 2% más que durante el mismo periodo de 2016. Atendiendo al Travel Trends Index (TTI) que publica la US Travel Associations (USTA), el turismo internacional creció un 4% en abril con respecto al mismo mes del año anterior. Las previsiones de cara a los próximos meses también son positivas. El máximo responsable de USTA, Roger Dow, confesó en rueda de prensa en el IPW 17, una de las ferias de turismo más importantes de los Estados Unidos, que sintió cierta sorpresa al conocer los datos.

ESPAÑA, CRECIMIENTO CONTINUADO
Un total de 753.000 españoles viajaron a Estados Unidos en 2015, un 6% más que el año anterior, según la National Travel and Tourism Office. Entre 2008 y 2015, el crecimiento acumulado del emisor español fue del 14%. Dentro de la tendencia ascendente de estos últimos años, llaman la atención los acusados descensos de 2009 (-9%) y 2012 (-13%). En cuanto al gasto del cliente español en viajes y turismo, en 2015 ascendió a 2.873 millones de dólares, frente a los 2.715 millones del ejercicio precedente. El 57% de los españoles viaja principalmente por turismo, el 19% para visitar a amigos y familiares y un porcentaje similar por negocios o para asistir a una feria, seminario o congreso.

El crecimiento acumulado del emisor español fue del 14% entre 2008-2015

Pero ¿cómo está respondiendo el emisor español a esta nueva política a golpe de tuit? Vicente Pizcueta, portavoz de Fetave (Federación Empresarial de Asociaciones Territoriales de Agencias de Viajes Españolas), señala: “Lo primero que debemos hacer en enmarcar las declaraciones de Trump en un contexto en el que no se está produciendo un menoscabo de la actividad turística; el pragmatismo capitalista norteamericano está por encima de su presidente. De hecho, no creemos que el receptivo estadounidense esté retrocediendo”.

En cuanto a la demanda y al emisor español, “debemos hablar de conexiones aéreas: el turista occidental no tiene problemas a la hora de gestionar sus viajes en este sentido”, asegura Pizcueta. “La propia oferta de vuelos a Estados Unidos está creciendo. El mismo Trump está muy marcado por ese pragmatismo que busca generar riqueza y empleo, por lo que parece muy difícil que la actividad turística acuse la influencia de su política. Creemos que no ha habido presidente en la historia de ese país que haya sido capaz de frenar al turismo. Donde hay negocio no hay problemas”.

Sobre el terreno, el turista español no percibe cambio alguno a la hora de viajar a Estados Unidos: se dan ya por descontados los controles o los trámites previos como la solicitud del ESTA. En Nueva York, destino estrella por antonomasia, la única diferencia respecto a la anterior Administración son las medidas de seguridad que rodean a la Torre Trump, en la 5ª Avenida. Durante sus primeros cien días de mandato, el presidente pasó más tiempo aquí que en la Casa Blanca. Paseando por Central Park, es fácil encontrarse a algún activista anti-Trump gritando consignas contra el presidente. Por lo demás, la vida sigue igual.

Los españoles siguen fijándose en Nueva York como destino principal a la hora de decidirse a visitar EE UU. En 2015, el 57% de todos los nacionales que visitaron el país americano lo hizo por ocio.
Los españoles siguen fijándose en Nueva York como destino principal a la hora de decidirse a visitar EE UU. En 2015, el 57% de todos los nacionales que visitaron el país americano lo hizo por ocio.

MÁS VUELOS DE IBERIA, LEVEL Y NORWEGIAN
El portavoz de Fetave pone el acento en las conexiones aéreas. Por ejemplo, desde Iberia aseguran que este año su oferta a Estados Unidos ha crecido un 9,75%, con más asientos a Boston, Miami y Nueva York. En cuanto a las decisiones de la Administración Trump, desde la aerolínea afirman que, por norma, no comentan cuestiones políticas. Al incremento de la oferta de Iberia se suma el lanzamiento de Level, también del grupo IAG, que desde junio vuela desde Barcelona a San Francisco y Los Ángeles. Al igual que Norgewian, que el 5 de junio inició sus operaciones desde Barcelona a Nueva York (Newark) –con cuatro frecuencias semanales–, Los Ángeles y San Francisco (Oakland) –con tres vuelos por semana cada una– y Miami (Fort Lauderdale) –con dos frecuencias semanales–. Hasta marzo de 2018 Norwegian ha programado 876 vuelos, con más de 255.000 plazas, entre Barcelona y Estados Unidos.

“Aunque es difícil establecer previsiones, sí creemos que la demanda de viajes a Estados Unidos en 2017 experimentará un crecimiento superior a la de la media de destinos del año pasado”, comenta Pizcueta. Martí Sarrate, presidente de ACAVE, señala en la misma línea: “Las previsiones que manejamos recogen un incremento aproximadamente del 5% respecto al año pasado”.

A la hora de valorar estas previsiones hay que tener en cuenta el buen momento que el emisor español está atravesando: por ejemplo, los pagos por turismo recogidos por la balanza de pagos ascienden durante el primer trimestre de 2017 a 4.016 millones de euros, lo que supone una tasa de variación interanual del 16,7%. En enero, este porcentaje superó el 21%, mientras que en febrero y marzo el crecimiento se ha ido moderando: 17% y 12,2% respectivamente.

trumpturismo-04-3“LAS PREVISIONES DE VIAJEROS ESPAÑOLES A ESTADOS UNIDOS RECOGEN UN INCREMENTO DEL 5%”

Yannick Beunardeau, Global Head of Sales and Marketing, Airport IT, Amadeus

¿Cómo valoran la influencia de la política de la Administración Trump en el turismo?
Con precaución, ya que bastantes medidas de control en los accesos a Estados Unidos existen después del 11-S; el turista español no es de los que más controles sufre, al tiempo que las medidas de seguridad se han suavizado a lo largo de su mandato. Hay que tener en cuenta que los requisitos son para reforzar la seguridad de las personas que viajan a ese país, medidas que se están implementando también en Europa en estos últimos meses.
¿Cómo ha evolucionado la llegada de españoles a EE UU desde el nombramiento de Trump como presidente?
Con total normalidad, ya que Estados Unidos como destino es muy importante para las agencias debido a la variedad de producto existente y a que, cada vez más, las compañías aéreas apuestan por vuelos directos desde nuestro país. Eso influye muy positivamente para el mercado emisor y receptivo y, evidentemente, también para el de cruceros. El peso de destinos como Nueva York es sumamente importante como para que se resientan las ventas que hay durante todo el año y que consiguen fidelizar a los visitantes.
¿Qué previsiones manejan sobre el emisor nacional a este país en los próximos meses?
Las previsiones que manejamos recogen un incremento de aproximadamente el 5% respecto al año pasado. Trump, por su perfil empresarial, no puede penalizar la economía del país, ya que es el primer destino del mundo por número de turistas. Además hay otro factor que también favorece la demanda: el cambio euro/dólar provoca que el turista tenga más poder adquisitivo. Y eso es algo que el cliente tiene en cuenta.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInPin on PinterestPrint this page