Formación en turismo

Formación en turismo

511
En 2015, Turijobs señalaba que el 62,5% de las compañías hoteleras tiene dificultades para reclutar personas debido al poco dominio de idiomas (71%) y falta de conocimientos técnicos (57%).
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInPin on PinterestPrint this page
Preparar a los profesionales para trabajar en una industria cada vez más globalizada y digital son algunos de los retos de los programas para formar a los futuros directivos turísticos.

Por: Paloma Balbín Chamorro

A las seis de la mañana suena el despertador de los estudiantes de Les Roches Marbella encargados de hacer el turno de desayuno. Se están preparando para ser directivos en los mejores hoteles del mundo pero, justo por ello, deben estar capacitados a todos los niveles, y eso implica conocer de primera mano las tareas de los trabajadores a los que en un futuro van a coordinar. “Si quieres ser directivo en hoteles de lujo, necesitas tener disciplina y humildad porque, al final, eres un empleado más que sirve al cliente; esta es una industria de servicio y de personas”, explica Carlos Díez de la Lastra, director general de esta escuela privada de Alta Dirección Hotelera.

Sin duda, el sector del turismo depende en gran medida de las competencias y habilidades de su capital humano. Cuando los países del entorno mediterráneo se estabilicen de nuevo, volverán a aparecer competidores muy cercanos y, para poder diferenciarse de ellos, manteniendo las buenas cifras de los últimos años, “es preciso prepararse al más alto nivel, como en cualquier otra carrera”, afirma Díez de la Lastra. Pero, ¿qué aptitudes son necesarias para dar respuesta a los nuevos retos de la industria turística? ¿De qué manera responde a ellas la oferta educativa actual?

PARA TODOS LOS GUSTOS
La oferta de estudios de posgrado permite a los futuros (o actuales) profesionales del Turismo elegir entre un amplio elenco de posibilidades para continuar formándose.
Gestión y planificación
European Master in Tourism Management – Universitat de Girona. Evaluado y reconocido por la Unión Europea.
Máster en Dirección de Empresas Turísticas – IE Business School. Persigue poner en manos de los interesados nuevas herramientas de alta gestión.
Dirección y Planificación del Turismo – Universidad de Málaga. Para aquellos que quieran dirigir su carrera hacia la investigación y el desarrollo.
Experto en Dirección de Empresas de Turismo – Universidad de Nebrija. Un máster con vocación emprendedora.
JSF Travel & Tourism Innovation Program – En colaboración con The Wharton School, diseñado específicamente para profesionales del sector del turismo y los viajes. Su objetivo es dotar a los participantes de herramientas que les permitan impulsar el crecimiento y promover la innovación.
Dirección hotelera
Máster en Gestión y Dirección Hotelera – Universidad Politécnica de Madrid. Es uno de los más demandados.
Posgrado intensivo en Dirección Hotelera Internacional – Les Roches Marbella. En su campus conviven estudiantes de más de 50 nacionalidades.
Máster en Dirección Hotelera – Universidad de Sevilla. Colaboración público-privada, con un enfoque práctico.
Nichos específicos de mercado
Máster Universitario en Cultura del Vino. Enoturismo en la Cuenca del Duero – Universidad de Burgos. Pionero en España.
Máster Universitario en Turismo Urbano – Universidad de Barcelona. Su objetivo es formar profesionales e investigadores en la gestión de proyectos relacionados con actividades de producción y consumo turístico en entornos urbanos.

PROFESIONALES EN LAS AULAS
En opinión de David Mora, profesor del grado y del máster en Turismo de la Universidad de Nebrija, las empresas buscan “gente con un perfil tecnológico acentuado” y, aunque en algunos centros empieza a haber módulos sobre programas informáticos como Opera o Amadeus, “se sigue echando en falta una mayor formación en este sentido, quizás porque requiere una inversión grande por parte de las universidades”. Otras aptitudes valoradas en un candidato son “que sepa de números” y sea capaz de sacar el máximo rendimiento al producto que esté vendiendo; que esté dispuesto a moverse por el mundo y tenga buen conocimiento de otras lenguas, sobre todo del inglés, determina Mora.

En efecto, una encuesta realizada en 2015 por Turijobs entre compañías hoteleras señalaba que el 62,5% de ellas tiene dificultades para reclutar personal debido, sobre todo, al poco dominio de idiomas de los solicitantes (71%) quienes, además, exageran a menudo en los currículos sus habilidades en relación con ellos (un 41,67%). La falta de conocimientos técnicos (57%) y de formación en softwares específicos (28%) son, asimismo, carencias habituales.

“Ya no sirve una persona muy experta en un solo ámbito: debes estar altamente cualificado, pero al mismo tiempo ser polivalente”, señala Carlos Sanz, director del máster en Dirección Hotelera de la Universidad de Sevilla. El turismo es un sector cambiante, siempre a la vanguardia de los adelantos tecnológicos y de las innovaciones en la comercialización de productos. “El auge de la economía colaborativa genera actividades inéditas, nuevos tipos de alojamientos turísticos… Son retos ante los que hay que estar preparados”, ilustra Sanz, y para ello hace falta actualizarse sin interrupción.

Pero antes de llegar al estadio de aprendizaje continuo, en el comienzo de una buena formación “es esencial la relación que se establece entre la universidad y la empresa a través de las prácticas”, asegura Sanz. Tener acceso a experiencias laborales, donde quienes rodean al aprendiz “sean generosos con sus conocimientos y su tiempo, puede marcar el futuro de una persona: yo animo a mis alumnos a que, antes de iniciar un máster, trabajen, y si puede ser en el extranjero, mejor”, concuerda Mora.

La formación turística tiene que estar adaptada a la realidad y, para ello, es importante “la presencia en las aulas tanto de docentes tradicionales, con solidez metodológica, como de profesionales del sector”, apunta Mora. En el caso del máster de la Universidad de Sevilla, esta fue una de las razones de su origen: “Algunas compañías buscaban la manera de cualificar mejor a los responsables de gestión de los alojamientos y nosotros les abrimos la puerta para diseñar cursos ajustados a sus necesidades”, explica Sanz. Para lograrlo, no han dudado en tener en cuenta a expertos de cada ámbito: “En la asignatura sobre seguridad alimentaria contamos con un exdirector de laboratorio farmacéutico, y para tratar aspectos sobre instalaciones de un establecimiento hotelero, con la directora de Proyectos y Construcción de NH”, precisa.

INTERCAMBIO DE IDEAS
Otros retos a los que se enfrenta el turismo son la globalización –quizás más evidente aquí que en otros ámbitos– y la integración de los distintos sectores que componen la industria; por eso, facilitar la comunicación entre ellos fue uno de los objetivos con los que nació JSF Travel & Tourism School. Esta escuela de negocios internacional pretende tanto dar “formación global, de carácter transversal”, como “aglutinar a los distintos sectores del mercado”, indica Antonio Peña, su director. De hecho, surgió en 2016 a iniciativa de la propia industria e impulsada por algunos de sus protagonistas: no solo grandes cadenas hoteleras, sino también Amadeus, Hotelbeds o Deloitte.

formacion-3-06
La formación empresarial y las prácticas son condiciones fundamentales para quienes quieran alcanzar cotas de responsabilidad en puestos directivos turísticos.

JSF ha iniciado su actividad con la convocatoria de programas de alta dirección; así, entre sus alumnos se encuentran “presidentes de consejos de administración o directores de área de grandes grupos turísticos que desean poner al día sus capacidades”. Además, sus cursos se desarrollan por toda la geografía mundial como parte de una estrategia académica concreta: “Tener experiencia y conocimiento de las distintas culturas empresariales enriquece mucho”, anota Peña. Y, al mismo tiempo, facilita el análisis de los desafíos actuales desde una perspectiva de gestión general y permite entender mejor cómo se interconectan las áreas de negocio.

En definitiva, quien se plantee trabajar en esta industria debería “tener formación empresarial, obtenida a través de un grado en Turismo o en ADE (Administración y Dirección de Empresas) que, después, habría que completar con una especialización a través de cursos de posgrado o máster”, reflexiona Sanz. Además, apunta que las prácticas son fundamentales.

Sin embargo, si bien España cuenta con una de las industrias turísticas más potentes del mundo y sus profesionales son bien valorados, a juicio de Mora aún hay mucho por hacer en cuanto a la imagen de la oferta docente española en el exterior. “Todo el mundo que quisiera estudiar Turismo tendría que considerar hacerlo aquí, y eso no ocurre; no hemos logrado ser la meca”. Para avanzar en ello sería muy positiva “una mayor unión de las universidades en su promoción en el extranjero, generar una marca común en formación, quizás con el apoyo de las comunidades autónomas que tienen la competencia en esos ámbitos”. Pero, en efecto, “es un trabajo no solo de las universidades, sino también de las empresas; la colaboración público-privada es muy importante”, concluye.

ALGUNOS OBJETIVOS

formacion-3-04CARLOS DÍEZ DE LA LASTRA
Director general de Les Roches Marbella
“A nuestros alumnos les enseñamos que, para ser directivo en un hotel de lujo, la empatía es fundamental, no solo para manejar incidencias con los clientes, sino también para gestionar a los empleados con el objetivo de que sean capaces de hacer lo mismo”.

formacion-3-03ANTONIO PEÑA
Director de JSF Travel & Tourism School

“Los nuevos desafíos en Turismo y, por tanto, en la formación en este ámbito, están marcados no solo por los cambios tecnológicos, sino también por la propia globalización: gestionar los destinos para que no se masifiquen, conseguir un desarrollo turístico sostenible, es uno de los retos actuales”.

formacion-3-02RAMÓN ESTALELLA
Director de programa del máster en Dirección de Empresas del IE
“El programa de IE está pensado para profesionales con experiencia que ya ocupan puestos de responsabilidad, que quieran estar al día en las últimas novedades y alcanzar las más altas cotas de éxito en su gestión diaria de la actividad más importante de la economía española”.

formacion-3-05CARLOS SANZ
Director del máster en Dirección Hotelera de la Universidad de Sevilla
“La dirección general de un hotel, de una cadena, no puede estar especializado solo en el alojamiento o en la comercialización; si es así, su visión está muy sesgada. Un buen profesional es el que ha pasado por todos los departamentos y tiene una visión global”.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInPin on PinterestPrint this page