Matilde Asián, secretaria de Estado de Turismo

Matilde Asián, secretaria de Estado de Turismo

1500

“La recuperación económica no puede entenderse sin el turismo”

Matilde Asián
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInPin on PinterestPrint this page
Las prioridades de la Secretaría de Estado de Turismo, al mando de Matilde Asián, pasan por la rentabilidad y sostenibilidad de los destinos. En este empeño jugarán un especial papel la innovación y el conocimiento, aspectos que ocuparán un lugar destacado en la agenda del Ministerio.

Por: Ana Delgado Cortés. Fotos: Jacobo Medrano

Matilde Asián tiene claro que el turismo es economía y es riqueza. Su trayectoria, ligada hasta la fecha al ámbito de la Hacienda Pública y la política fiscal (ha sido viceconsejera de Economía y presidenta de la Zona Especial Canaria en el Gobierno del archipiélago) la ha conducido a la Secretaría de Estado en uno de los momentos más dulces para el receptivo español. Sin embargo, Asián es categórica al respecto: nada ha de darse por hecho y los retos han de afrontarse pronto, en especial los relativos a la rentabilidad de los destinos y la sostenibilidad, dos de las prioridades de su agenda.

¿Qué aspectos de su experiencia o trayectoria cree que le van a resultar más útiles en la etapa que afronta?
Mi experiencia está relacionada fundamentalmente con el área económica y presupuestaria, también con el fomento y la promoción. El turismo es el motor de la actividad económica, y gracias a él hemos logrado compensar el déficit de nuestra balanza de pagos. Desde esa experiencia, considero que mi perfil puede ser útil para esa concepción del turismo como parte importante de la política económica.

¿Cuáles serán sus prioridades en los próximos años?
El mundo del turismo es muy dinámico y cambiante. Si queremos mantener nuestro liderazgo hemos de trabajar sobre todo en dos aspectos: rentabilidad y sostenibilidad, y para lograrlo hemos de contar con conocimiento e innovación. Se trata, en definitiva, de anticiparnos al futuro. España fue el primer país en utilizar las estadísticas turísticas. Ese es un ejemplo de cómo el conocimiento, bien analizado, permite diseñar la estrategia adecuada, de acuerdo además con la innovación, para que nuestro futuro sea de mayor crecimiento y creación de empleo.

La materia tributaria es un asunto muy específico que hay que regular con cuidado

Matilde Asián
Para Asián, “la diversificación conlleva la reactivación del turismo de interior y de naturaleza, que ayudaría a fijar la población en determinados territorios”.

¿Hasta qué punto los datos turísticos españoles son achacables a la inestabilidad en países mediterráneos?
Nuestro primer deseo es que estos países logren la estabilidad política, social y económica. Dicho esto, todos hemos de felicitarnos por los resultados obtenidos el año pasado, con 75,6 millones de turistas internacionales, un 10,3% más que el año anterior, que ya de por sí fue muy bueno. El gasto también ha aumentado; son 77.625 millones de euros, una media de 1.000 euros por turista. ¿Hay una coyuntura favorable? Sí, pero también es cierto que el sector turístico se ha renovado con una oferta privada y de calidad. También pública, porque en todo esto, además, ha tenido que ver la calidad de los servicios públicos y la seguridad física y jurídica que tenemos en España y en Europa.

¿Cuáles son los retos más urgentes del sector?
Un reto importante es la renovación. Tenemos plantas alojativas obsoletas en los destinos más maduros, los pioneros, que es así como a ellos mismos les gusta llamarse. El sector privado muestra un claro interés por la renovación, y el sector público, ahora que se ha consolidado la recuperación económica, debe acompañarlos. También tenemos que diversificar nuestra oferta. España tiene un gran patrimonio cultural, natural y gastronómico, y también cuenta con turismos muy interesantes como son los de compra, de negocios, las rutas enológicas, las rutas religiosas… Además, la diversificación conlleva algo que para nosotros es muy importante: la reactivación del turismo de interior y de naturaleza ayudaría a fijar la población en determinados territorios.

COSMOPOLITAS Y EMERGENTES
España seguirá apostando por mercados tradicionales en su promoción turística, pero con un enfoque más segmentado. “En Alemania o Reino Unido, por ejemplo, hay partes de la población, que denominamos cosmopolitas, con una propensión al gasto un 20% superior a la media y que marcan tendencia. Ellas nos permiten lograr la máxima rentabilidad”, explica Asián. Desde su Secretaría también se trabaja en la promoción de España en mercados emergentes asiáticos y latinoamericanos. “Para ellos disponemos de una estrategia basada en una mayor conectividad, y también una política de comunicación muy vinculada a la marca España”.

¿Qué han de hacer los destinos españoles para ser más competitivos?
Los destinos son protagonistas muy importantes en la política turística. La renovación es clave, pero no solo la de los alojamientos, también la de los distintos establecimientos de ocio. Pensemos, por ejemplo, en los museos. Cuando uno visita Reino Unido, comprueba que han logrado instituir pequeños museos relacionados con actividades turísticas determinadas o con personajes relevantes. Esa es una manera de poner en valor y complementar la experiencia turística. El desarrollo de una oferta complementaria es importante, y también lo es la gestión del conocimiento turístico disponible. Nosotros hemos apostado por la calidad, la excelencia y la sostenibilidad social, económica y medioambiental. Todos estos elementos impulsarán el futuro y nos ayudarán a adecuar la oferta a las características de un turista que está cada vez más informado, es más exigente y tiene unas preferencias más diversas.

¿Cuáles son los planes para avanzar en el número y en la calidad de destinos inteligentes?
El Ministerio ha sido el impulsor de esta iniciativa, ha concebido y definido el concepto. Pero no se queda en la definición. Ahora mismo estamos desarrollando algo que es igualmente importante: el establecimiento y la mejora de la normativa relacionada con los destinos inteligentes. Nuestro compromiso es total, con una apuesta muy decidida por la tecnología, la sostenibilidad y la accesibilidad que es, en definitiva, lo que define a la marca destino inteligente.

En economía colaborativa estamos pendientes de una serie de recomendaciones y análisis a nivel europeo

El Ministerio ha incorporado a sus competencias la Agenda Digital. ¿Cuáles son las principales prioridades de la Secretaría de Estado en materia de transformación digital?
La recuperación económica no puede entenderse sin el turismo y el turismo no puede ser ajeno al entorno que le rodea. Es una gran suerte que en este Ministerio tengamos responsabilidades tanto en turismo como en agenda digital, porque es un escenario magnífico para aprovechar las posibilidades de la sociedad de la información. El impulso del big data, por ejemplo, nos va permitir conocer los tipos de búsquedas que se realizan sobre nuestros destinos, conocer a nuestros potenciales clientes con antelación y perfilar lo que es el fin último de la política turística: la búsqueda de la calidad, la excelencia y una mayor rentabilidad de los destinos. Esta es la base de la generación de riqueza y de un empleo de calidad.

entrevista-2-02¿La sostenibilidad de determinados destinos pasa por la tasa turística?
La materia tributaria es un asunto muy específico que hay que regular con cuidado. Tenemos unos principios constitucionales muy claros que establecen que lo que hay que gravar es una capacidad económica. En materia de tasas hay situaciones muy contradictorias. Hoy en día, si un señor de Menorca viaja a Mallorca para llevar a su hijo a un hospital, tiene que pagar una tasa. No se entiende qué capacidad económica es objeto de ese gravamen. No tiene explicación.

¿Prevé cambios en la fiscalidad del sector turístico en los próximos años, a medida que la recuperación económica se vaya materializando?
Estamos sometidos a un procedimiento de déficit excesivo; no llegamos a obtener ingresos suficientes para financiar nuestros servicios públicos y para pagar lo que se gastó en el pasado. Pero en este sentido la política del Gobierno es clara: queremos tener ingresos suficientes para financiar los servicios públicos esenciales, que son los que tienen que prestarse, sobre todo, a los colectivos más desfavorecidos. Pero una vez que los servicios públicos están suficientemente financiados y garantizados, nuestra política fiscal es devolver el esfuerzo al ciudadano.

Pincha en la imagen si quieres ampliarla.
Pincha en la imagen si quieres ampliarla.

El asunto de la economía colaborativa está siendo una importante fuente de tensiones en el sector. ¿Es suficiente la normativa legal existente o es necesario definir más claramente las reglas del juego?
El término de economía colaborativa a veces no es del todo adecuado, porque hace referencia a particulares que colaboran entre sí. El alquiler vacacional entre particulares usando las nuevas tecnologías es otra cosa, y es un tema complejo que se debe abordar con la máxima equidad. ¿Qué tenemos que hacer las Administraciones? Velar por el interés general, y procurar que todas las actividades estén reguladas de manera equitativa, pensando siempre en la protección del consumidor y en los intereses de los servicios públicos y los de todos los operadores. Y, en segundo lugar, velar por la seguridad.

¿Y es suficiente la normativa para lograr esta seguridad y equidad?
La economía siempre va por delante del ordenamiento jurídico. Y cuando hablamos de economía digital, mucho más. Es necesario seguir avanzando en España y en Europa. En la actualidad estamos pendientes de una serie de recomendaciones y análisis que están realizándose a nivel europeo. Este va a ser el primer enfoque, pero el Gobierno nunca va a dejar de velar por la equidad y por la seguridad. Queremos trato equitativo para todos los operadores y que todos los consumidores estén protegidos en sus derechos y seguros de la calidad del servicio.

Hemos de acompañar al sector para que las infraestructuras públicas estén a la altura del esfuerzo privado

La armonización de la normativa autonómica es siempre un tema complejo. ¿Qué puede hacer la Administración al respecto?
Al ser este un país tan descentralizado puede suceder que una persona que tenga un apartamento en Castellón, otro en Cuenca y otro en Teruel tenga que cumplir unos requisitos distintos. Eso introduce gran confusión. La descentralización administrativa es muy buena, pero exige una necesaria coordinación para que el cumplimiento de la norma se haga con las condiciones de seguridad razonables, sin problemas de interpretación. Es deseable que las normas sean claras y precisas, y para ello tienen que estar armonizadas.

entrevista-2-04¿De qué manera concreta se debe materializar la cooperación público-privada para maximizar sus efectos?
Esa colaboración se basa en una necesidad pública que al sector privado le puede interesar responder. Esta situación suele darse sobre todo en el ámbito de las infraestructuras. En el turístico, el sector público tiene la suerte de contar con empresas que tienen gran interés por emprender mejoras, pero de nada sirve que el sector privado haga un esfuerzo en los equipamientos de ocio si las carreteras, la iluminación o los servicios de recogida de basuras son insuficientes. Hemos de acompañar al sector privado para que las infraestructuras públicas estén a la altura del esfuerzo del sector privado.

¿Qué le gustaría que dijesen de usted y de su trabajo dentro de unos años, cuando deje la Secretaría?
Que desde ella se luchó para que el turismo recuperase su lugar en la planificación de la economía española.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInPin on PinterestPrint this page