Ángel Luis Arias Serrano

Ángel Luis Arias Serrano

415
Ángel Luis Arias Serrano, director general de ENAIRE

La bajada de las tasas aéreas y la competitividad del sector

El responsable del gestor público de la navegación aérea menciona la bajada de las tasas entre 2018 y 2019, la contratación de controladores aéreos y su ‘Plan de vuelo 2020’ como ejes para hacer crecer el sector en España.

El transporte aéreo es un sector estratégico para nuestro país en términos de conectividad, vertebración, cohesión, accesibilidad e impacto económico, un escenario en el que ENAIRE, el gestor público de la navegación aérea en España, juega un papel de relevancia como motor del turismo y agente impulsor del tráfico aéreo.

Cifras como las de 2017 plasman esta realidad en hechos. De los casi 82 millones de turistas que visitaron nuestro país, el 80% entró y salió de España por vía aérea.

Si España es el segundo destino turístico mundial es gracias a las excelentes infraestructuras de las que disponemos, y a la profesionalidad de todos los eslabones que componen la cadena de valor: las compañías aéreas, los gestores aeroportuarios (muy en especial Aena), los operadores turísticos y un largo etcétera.

Se estima que la bajada de las tasas aéreas va a reportar un ahorro a las aerolíneas de 130 millones de euros el próximo año

En ENAIRE hemos dado un paso muy importante: la bajada de las tasas de navegación aérea un 3% este año y un 12% en 2019, algo que indudablemente va a contribuir a la competitividad del sector y nos va a convertir en uno de los grandes proveedores de navegación aérea europeos con los precios más bajos. Se estima que esta medida va a reportar un ahorro de 130 millones de euros a las aerolíneas el próximo año.

La decisión ha sido posible gracias a la evolución del tráfico y al esfuerzo que hemos hecho desde el punto de vista de la eficiencia.

PLANES HASTA 2020
Para ENAIRE, la competitividad es perfectamente compatible con la excelencia y consecuencia del trabajo bien hecho de nuestros controladores, técnicos de mantenimiento, técnicos de operaciones y personal de administración y servicios.

En 2017, ENAIRE gestionó 5.500 vuelos al día con picos puntuales que llegaron a los 7.000. Esto se traduce en que el año pasado nuestros profesionales de control aéreo atendieron casi dos millones de vuelos.

Nuestro horizonte futuro y nuestra responsabilidad con el sector descansa en el compromiso de nuestros profesionales y en nuestra hoja de ruta contenida en el Plan Estratégico de ENAIRE (Plan de vuelo 2020), que ya está en marcha a velocidad de crucero, donde se recogen los objetivos y actuaciones de los próximos años para atender el crecimiento y la modernización de la gestión del tráfico aéreo, en línea con el proyecto de Cielo Único Europeo.

Tenemos previsto invertir más de 300 millones de euros hasta 2020, que redundarán en la mejora de nuestros servicios y, en consecuencia, en beneficios para los usuarios del espacio aéreo.

Estamos acometiendo la evolución del Sistema Automatizado de Control de Tránsito Aéreo (SACTA); rediseñando las rutas aéreas de nuestro espacio aéreo para dotarlo de mayor capacidad y eficiencia, y trabajando en la implantación del concepto de vuelo Free Route en el espacio superior, el uso flexible del espacio aéreo civil-militar, la puesta en servicio de nuevos procedimientos basados en tecnología satelital y la prestación de más y mejores servicios a la aviación general.

MÁS CONTROLADORES
Pero nuestra inversión no solo se dirige a la innovación tecnológica; creemos en el valor añadido de invertir en las personas, que son el ADN de nuestra compañía, imprescindibles para poder atender, junto a la eficiencia derivada de los avances tecnológicos, la evolución creciente del tráfico.

Acorde a esta prioridad, ENAIRE ha realizado un importante esfuerzo para conseguir la aprobación, dentro de la oferta de empleo público, de un total de 370 nuevas plazas de controladores en los tres últimos años (106 en 2016, 130 en 2017 y 134 en 2018), con el objetivo de atender las necesidades de plantilla de estos profesionales tanto en el horizonte actual como de cara a los próximos años.

Las previsiones de crecimiento son espectaculares y nos obligan a redoblar el esfuerzo para estar en condiciones de responder con eficiencia, seguridad, innovación tecnológica, calidad y sostenibilidad medioambiental, conscientes de que el futuro exige el compromiso de todos los profesionales que conformamos ENAIRE con las aerolíneas, el sector y la sociedad.