XVIII Foro ACAVe: retos económicos y sociales para un turismo sostenible

67
Momento de la sesión ‘Sostenibilidad de las ciudades turísticas’.

A lo largo de la jornada organizada por la Asociación Corporativa de Agencias de Viajes Especializadas (ACAVe) en el Gran Teatre del Liceu de Barcelona se enfatizó en la sostenibilidad de la gestión de las ciudades turísticas y se debatió sobre el futuro inmediato de las agencias.

Por Mar Claramonte

En su 40 aniversario, ACAVe abordó en su principal encuentro anual dos temas cruciales para la supervivencia de las agencias: qué estrategias adoptar para seguir atrayendo clientes y cómo sensibilizar a la población sobre los beneficios de la actividad turística. En este sentido, Martí Sarrate, presidente de ACAVe, subrayó la importancia de la colaboración público-privada para la gestión y promoción del turismo: “Es imprescindible trabajar conjuntamente para conseguir entre todos un turismo sostenible y perdurable en el tiempo”, aseguró.

Inauguró las sesiones Isabel Oliver, secretaria de Estado de Turismo, quien incidió en “la transformación sin precedentes del sector, con nuevos actores y modelos de negocio disruptivos que exigen nuevas herramientas de planificación y gestión”. Asimismo, hizo hincapié en “la apuesta del Gobierno por encontrar una solución al alquiler de viviendas de uso turístico con todas las Comunidades Autónomas”, que pasa por la creación de un registro estatal.

Nuria Galí, doctora en Patrimonio Turístico por la Universitat de Girona, abrió la sesión titulada Sostenibilidad de las ciudades turísticas: su gestión y promoción, señalando como problema central de las urbes con mayor poder de atracción de visitantes “la concentración espacial en unos puntos muy concretos. Esa saturación provoca efectos no deseados que acaban generando una imagen muy negativa y creando una ciudad dual: la de los turistas y la de los residentes”.

Para combatir los estallidos de turismofobia, Galí abogó por “una gestión sostenible que busque instrumentos para hacer operativo el turismo en la ciudad”, con propuestas como fomentar la diversidad de usos en los espacios urbanos, relocalizar la oferta lúdica, comercial y cultural, aumentar los salarios y la profesionalización del sector, castigar las infracciones con multas y otorgar beneficios a los ciudadanos locales como descuentos en las tasas municipales.

Mara Manente, experta en Turismo dentro de la Universidad CISET Ca Foscari de Venecia, puso de manifiesto que la mayoría de los turistas no están dispuestos a renunciar a visitar los enclaves icónicos. Así, puso como ejemplo que “el 85% del visitante internacional en Venecia va a la plaza de San Marco”, aunque mostró su “esperanza en el desarrollo del turismo responsable”. En este sentido, Frans van der Avert, CEO de Amsterdam Marketing, calificó de “preocupante” que los turistas solo quieran ir a los sitios de su lista de imprescindibles, y propuso “aconsejar a los visitantes qué hacer para no convertir la ciudad en un parque de atracciones”. Para ello, “no hay que enfocarse en el crecimiento, ya que no creo en la promoción de un destino sino en fomentar el respeto”.

Según Joan Torrella, director general de Barcelona Turisme, “hay que contemplar el turismo como un atributo más de la ciudad” y sostuvo que “no hay que dividir entre visitantes y residentes, sino que lo que marca la diferencia es la conducta de las personas, el uso que hacen del espacio público”.

¿QUÉ PUEDEN ESPERAR LAS AGENCIAS DURANTE LOS PRÓXIMOS CINCO AÑOS?
En este foro, Amadeus España y ACAVe presentaron un informe elaborado en colaboración con la Universitat de Barcelona en el que se detallan las principales tendencias de futuro de las agencias de viajes para el próximo quinquenio. El documento avanza que las agencias seguirán teniendo un papel relevante y que al menos mantendrán su cuota de mercado actual. Si bien habrá un incremento de las ventas online en las agencias físicas –especialmente en las grandes–, las OTA seguirán aumentando su papel en el mercado. Se prevé que el gran negocio consistirá en explotar el destino, al ser donde el cliente gasta más. También crecerán los viajes a medida y los paquetes dinámicos, siempre que la agencia se gane la confianza del cliente. La mejora en la atención al usuario, la especialización en determinados nichos y la ampliación de la gama de productos y servicios ofrecidos serán las claves para conseguir contrataciones.

AGENCIAS CON FUTURO
En la segunda sesión se debatió sobre El futuro de las agencias de viajes más allá de 2020 y se puso de manifiesto que los clientes eligen a las agencias por su control de la logística, pero también porque ofrecen garantías y confianza.

Durante su intervención, Fernando Cuesta, director general de Amadeus España y Portugal, auguró “un futuro brillante a las agencias, ya que la intermediación va a seguir, aunque de forma distinta”. Destacó que “el cambio fundamental se producirá en el mercado vacacional. El destino tendrá mucha más fuerza y valor”. Asimismo, insistió en que “para maximizar la satisfacción de cada cliente hay que conocerlo bien y ajustarse más a sus necesidades. Tenemos que crear fans, con un alto nivel de confianza”.

Javier Zuazola, director general de Travel Advisors Guild, también ahondó en el incremento de la demanda del viaje a medida, argumentando que “es necesario poner en el centro al consumidor, que es poliédrico y no un target, y a partir de ahí construir una propuesta de valor para cada segmento”.

Javier Bellido, director de eDreams Odigeo, subrayó como claves de futuro “la especialización, la personalización y un gran desarrollo tecnológico, sobre todo en las agencias online”, si bien advirtió de que “emergen modelos de negocio distintos que están impactando fuertemente, como Amazon. Nadie tiene asegurado el futuro si no innova y se adapta constantemente”.

Finalmente, en la ponencia Los empresarios turísticos ante los nuevos retos sociales y económicos, Antón Costas, catedrático de Política Económica de la UB y presidente de la Fundació Cercle d’Economia, distinguió dos grandes retos del turismo en España: la industrialización del sector (estandarizando los procesos) y la mejora de su reputación para lograr “ser vista como una industria que aporta grandes beneficios a la sociedad y la economía y que se desarrolla controlando los impactos negativos que genera”.

Ada Colau, alcaldesa de Barcelona, clausuró el XVIII Foro ACAVe con un discurso en el que manifestó la conveniencia de priorizar las propuestas de turismo sostenible para hacer viable la propia actividad económica: “El diálogo ha de ser permanente para ir actualizando los planes estratégicos con ambición”.