III Foro Hotusa Explora

618
Ana Pastor, presidenta del Congreso, se encargó de abrir el foro.
La intermodalidad y el billete único en el sector del transporte, la innovación para individualizar la experiencia turística y la importancia de la tecnología para la competitividad fueron los tres grandes temas que centraron los debates del III Foro Hotusa Explora.

Por: Javier de la Cruz

Más de 500 profesionales relacionados con el turismo debatieron en Madrid el pasado enero, durante la celebración del III Foro Hotusa Explora, sobre los retos del sector. La mesa redonda sobre Expectativas en el transporte de viajeros sirvió para que el presidente de Air Nostrum, Carlos Bertomeu, abriera fuego sobre una vieja aspiración: la intermodalidad. “Es la asignatura pendiente del transporte español. Nuestras infraestructuras son envidiables, pero tenemos que extraer lecciones del pasado e interconectarlas”, indicó.

Luis Gallego, presidente de Iberia, abundó en esta idea al advertir: “Somos el primer país en líneas de alta velocidad y es una pena que no estén conectadas con la T-4 de Barajas, ya que el 65% de los pasajeros de largo radio hace conexión”. En la misma línea se pronunció Juan Alfaro, presidente de Renfe: “La intermodalidad y el billete único son avances vitales para la evolución del turismo en España”, destacó. En opinión de José Manuel Vargas, presidente de Aena, la citada interconexión “nos proporcionaría una gran ventaja competitiva, aunque es un proceso complejo que involucra a cuatro compañías distintas”.

Álvaro Nadal, ministro de Energía, Turismo y Agenda Digital, clausuró el encuentro.
Álvaro Nadal, ministro de Energía, Turismo y Agenda Digital, clausuró el encuentro.

PERSONALIZACIÓN HOTELERA
El futuro inmediato del sector hotelero agrupó en un mismo coloquio a Gonzalo del Peón, presidente de AM Resorts; Abel Matutes, director general de Palladium Hotel Group; Raúl González, consejero delegado para Europa, Oriente Medio y África de Barceló Hotel Group, y a Marina López, directora de Marketing e Innovación de Grupo Hotusa.

“Que el visitante viva una experiencia es fundamental desde el punto de vista hotelero, más que la calidad de los materiales o lo espacioso de la habitación”, expuso Matutes. Marina López destacó en este sentido la importancia creciente del “interiorismo y los hoteles-boutique, que ganan terreno al tradicional concepto de estrellas” como fórmula de evaluación.

“Somos optimistas, pero debemos consolidar nuestros proyectos para que, en el futuro, las crisis sean más llevaderas”, Amancio López Seijas, presidente de Hotusa

Según Raúl González, “tenemos un nivel de conocimiento tan grande de nuestros clientes que debemos ser capaces de darles lo que desean; en China ya existen habitaciones que incorporan cambios de ambiente pulsando una tecla, por ejemplo. Lo que te traes al regresar de un viaje son los recuerdos”. Por su parte, Gonzalo del Peón manifestó: “La tecnología nos acerca a los clientes pero complica la inversión a la hora de tener que elegir cuál es la adecuada en función del tamaño y recursos de cada cual. El reto es acertar con los cambios”.

foro hotusaEl turismo como sector transversal fue otro encuentro que puso sobre la mesa los retos inmediatos del turismo español. Así, Josep Lluís Bonet, presidente de Freixenet, destacó: “La internacionalización es la gran oportunidad de las pymes. Trabajar el valor de la marca es uno de los grandes objetivos”. Para Jorge Quemada, socio de Cinven, firma de capital riesgo, “España es hoy un centro de excelencia turística, con la tecnología como núcleo. Amadeus, por ejemplo, es una empresa global y líder, con un equipo sin comparación en Europa”. Fernando Abril Martorell, presidente de Indra, destacó la actual revolución disruptiva, en la que conviven el big data, el Internet de las Cosas y la robotización de actividades. “La tecnología es el vínculo entre industria y cliente. Las empresas turísticas están muy atomizadas, pero la tecnología las auxilia”, destacó.

A este respecto, Ismael Clemente, presidente de Merlin Properties, señaló que la innovación debe orientarse a “que se queden los turistas de mayor capacidad adquisitiva. No nos debe importar que se vaya el visitante con menor valor añadido”.