Los viajes de lujo y sus ‘tribus’

1306
Según un informe elaborado por Amadeus en colaboración con Tourism Economics, los viajes de lujo se incrementarán un 6,2%. El estudio, denominado ‘Shaping the Future of Luxury Travel’, identifica además seis tipologías de clientes enmarcados en este segmento de público.

Por: Lucas Otero

Los viajes de lujo se incrementarán un 6,2% en los próximos 10 años, dato superior al crecimiento general del sector de los viajes, que se estima en un 4,8%, según las conclusiones de un informe realizado por Amadeus y Tourism Economics (compañía perteneciente a The Oxford Economics) en el que se define como viajeros de lujo a aquellas personas con unos ingresos anuales superiores a los 150.000 dólares. De acuerdo con este informe, Europa y América del Norte, que en estos momentos concentran el 64% de los viajes de lujo, continuarán manteniendo su predominio en este segmento, a pesar de representar solo el 18% de la población en todo el mundo.

analisis-53-cuadro2En este mismo periodo, Asia registrará las mayores tasas de crecimiento, gracias al aumento de la renta en los mercados del sudeste asiático, principalmente Singapur, Tailandia y Filipinas, en donde están surgiendo clases económicas muy potentes. Su despegue definitivo, sin embargo, estará ligeramente lastrado por las cifras del mercado chino que, a pesar de crecer, sufrirá una ligera desaceleración.

PAÍSES EMERGENTES
• Brasil. La falta de una clase media establecida y la debilidad de su moneda aminorará su crecimiento, que será solo del 4,2%.
Rusia. Tras la caída que tuvo en el periodo 2013-2015, el mercado del lujo alcanzará una subida del 9%, a pesar de las sanciones internacionales impuestas y la dependencia de los precios del petróleo.
India. Del conjunto de países analizados (25), el subcontinente lograría una subida de 12,8%, concentrando el potencial de inversión más elevado en lo referido a viajes de lujo gracias, especialmente, al auge de su clase media.
China. Según el informe de Amadeus, este país crecería en promedio un 12,2%, un dato notable que, sin embargo, supondría un ritmo más lento que en el pasado. Este menor aumento podría deberse a las medidas anticorrupción emprendidas (y a la consiguiente moderación de comportamientos que pudiesen ser considerados ostentosos) y a la maduración de la clase media.

RESTO DEL MUNDO
El mercado de los viajes de lujo en Kuwait, Catar y Emiratos Árabes Unidos (EAU) crecerá un 4,5%, una cifra parecida al desarrollo general del sector de los viajes (4,4%). En Oriente Medio, Líbano, Jordania, Egipto o Irán, países considerados en el informe como “emergentes”, registrarán progresiones que se cuantifican entre el 7,5% y 8,9% para los viajes de lujo.

De acuerdo con la investigación, el aumento de las cifras en los viajes de lujo respondería, por tanto, a varios factores, entre los que cita el incremento de la clase media en los mercados emergentes, la aparición de nuevos productos y servicios de lujo o el surgimiento de nuevos consumidores, que anteponen las experiencias únicas frente a los bienes materiales tales como relojes o joyas.

El nuevo contexto económico y geopolítico que se está produciendo en áreas geográficas concretas, como es el caso de algunos de los países emergentes de Oriente Medio, favorecerá asimismo un mayor tránsito de viajes de lujo. De este modo, según el informe, se abrirían nuevas oportunidades de negocio para la industria de los viajes.

analisis-53-cuadro

Entre 2011 y 2015, los viajes de lujo registraron una tasa anual de crecimiento del 4,5%, en términos de tasa de crecimiento compuesto anual, mientras que los viajes en general lo hicieron un 4,2%.

SEIS ‘TRIBUS’ DE LUJO
Pero el lujo no deja de ser un tema muy subjetivo, abierto a interpretaciones, que admite estándares de confort muy diferentes. Por tanto, y partiendo de esta consideración, Amadeus y Connections, una firma especializada en turismo de lujo, identifican seis tipologías, o tribus, de clientes enmarcados en este segmento de público.

Estas tribus han sido categorizadas en función de varios parámetros, tales como sus motivaciones, comportamiento, frecuencia de viajes realizados y también la capacidad económica de los viajeros, así como por los servicios y productos requeridos.

El estudio considera que los viajes de lujo han entrado en una nueva era, que requiere una mejor comprensión de los clientes como individuos. Una etapa que precisa, según el estudio, la plena colaboración de todos los actores del sector de los viajes. Según este informe, saber qué significa el lujo en cada momento, y ser capaz de adaptarse a lo largo del viaje es la fórmula del éxito.

LAS TRIBUS

analisis-53-24%

VIAJEROS A TODO LUJO

El dinero no es problema alguno para esta tribu, que conocen de antemano la experiencia que desean. Por ello, sus expectativas y necesidades específicas han de satisfacerse. Tampoco suelen admitir interrupciones en ninguna de las etapas de esta experiencia. Por su recurrencia, pueden mantener una relación de confianza con una marca (o proveedor). A menudo requieren tratamientos VIP en lo referido a seguridad y privacidad.

analisis-53-318%

ESTRICTAMENTE OPULENTOS

Este grupo se entrega a las mejores y más glamurosas experiencias, lo que implica compartir consejos de viaje con sus compañeros de redes sociales. Para este conjunto de viajeros es muy importante ser vistos y oídos.

analisis-53-420%

VIAJEROS DE LUJO OCASIONALES

Se trata de un grupo que busca instalaciones de lujo y experiencias únicas, a menudo motivados por celebraciones extraordinarias. Son más abiertos a las sugerencias y recomendaciones, Su presupuesto, por lo general, es más limitado y, por ello, se reducen sus probabilidades de ser un viajero de repetición, lo cual limita el conocimiento que se pueda tener de ellos. A priori sus expectativas no son tan específicas como para el 4% que representan los viajeros a todo lujo por lo que, si se superan, puede llegar a construirse una sólida relación. En esta tribu podrían incluirse a los clientes que forman parte de los programas de fidelización.

analisis-53-531%

VIAJEROS ‘BLUXURY’

Este grupo esta integrado por los viajeros de negocios de alto nivel, que desean combinar un viaje de trabajo con unos días de descanso, tiempo que aprovechan para gozar de lujosos momentos de ocio. Se trata de una corriente en aumento y, de hecho, un nutrido grupo de los viajeros que ha participado en el estudio declara haber añadido dos días de vacaciones a los viajes de negocios. Un 20% de los participantes en la investigación, además, ha señalado que les gustaría incorporar ocio a sus estancias de trabajo. Así, muchas marcas han comenzado a incluir prácticas bleisure y bluxury a sus políticas corporativas y se prevé que, en el futuro, esta tendencia vaya en aumento, con itinerarios diseñados a medida.

analisis-53-624%

VIAJEROS CON DINERO, PERO SIN TIEMPO

Constituye un grupo que, por la carencia de tiempo suficiente, otorga un gran valor a sus momentos de ocio, segmentos que considera privativos y de alto valor. Precisamente por su situación laboral requieren flexibilidad total a la hora de planificar sus viajes. Con frecuencia externalizan con terceros la organización de sus itinerarios.

analisis-53-73%

VIAJEROS PRÓSPEROS E INDEPENDIENTES

Alcanzar experiencias únicas o disfrutar de destinos cuidadosamente seleccionados son las motivaciones que persigue este grupo de viajeros de lujo que, además, lo hacen para darse un capricho a sí mismos o probar algo nuevo y desconocido.