Más controladores para los cielos españoles

LAS RECOMENDACIONES DE LA CNMC Y LA UE PROMUEVEN EL DEBATE

1345
controladores
A finales de este año, 39 nuevos controladores de tránsito aéreo se incorporarán a Enaire, entidad dependiente de Fomento y responsable de la gestión de cerca de dos millones de vuelos anuales. De aquí a finales de 2018 se habrá incorporado en torno a un centenar de profesionales, si bien desde la Unión Sindical de Controladores Aéreos (USCA) consideran que son insuficientes.

El pasado 23 de septiembre comenzó la primera de las cuatro fases de selección de candidatos para cubrir las 39 nuevas plazas de Controlador de Tránsito Aéreo (CTA) de Enaire, entidad dependiente del Ministerio de Fomento, cuarto gestor europeo por volumen de tráfico. Enaire gestiona cerca de dos millones de vuelos al año (transporta a más de 200 millones de personas) en un espacio aéreo de más de dos millones de km2 a través de sus cinco centros de control, 22 torres y su red de infraestructura y equipamiento. En la actualidad cuenta con una plantilla de 1.973 controladores en activo.

analisis-55-cuadro1
Pincha en la imagen si quieres ampliarla.

Durante los meses de julio y agosto pasados, este equipo gestionó 398.375 vuelos en el conjunto del espacio aéreo español, un 8% más que en el mismo período de 2015. El pico más alto se alcanzó el 13 de agosto, con 6.830 vuelos, 386 más que los gestionados en el día récord anterior, el 11 de agosto de 2007, con 6.444 vuelos, anotando una nueva marca histórica.

USCA RECLAMA MÁS PLAZAS
Según la Unión Sindical de Controladores Aéreos (USCA), se trata de la primera oferta de empleo público puesta en marcha en los últimos 10 años tras las 165 plazas ofertadas en 2006 por Aena (ahora Enaire). El sindicato valora positivamente la convocatoria pública: “Esperamos que sea el inicio de un proceso mucho más amplio de renovación de la plantilla, que acusa unos altos índices de fatiga debido a la falta de trabajadores y al envejecimiento del colectivo”, apunta. USCA ha insistido en los últimos años en la necesidad de la convocatoria de nuevas plazas, no solo por las evidentes carencias de personal existentes, sino porque la incorporación de nuevos controladores posibilitará el cumplimiento de muchas de las condiciones que establece el II Convenio Colectivo que no se han podido ejecutar por la carencia de efectivos.

Según Eurocontrol, el tráfico aéreo en Europa crecerá este año un 2,4% y en 2017, un 2,1%

Susana Romero, secretaria de Comunicación de USCA, afirma: “Si tenemos en cuenta que esta es la primera convocatoria que tiene lugar desde 2006, parece evidente que el número de plazas ofertadas no es suficiente. No solo no se cubrirán las vacantes generadas por las actuales y próximas jubilaciones, sino que tampoco se incorporará un número suficiente de controladores como para reforzar la plantilla en aquellos lugares en los que el tráfico aéreo ha sufrido un incremento importante en los últimos años. Incremento que se mantendrá, e incluso aumentará en el futuro más próximo, según las últimas previsiones de Eurocontrol”. Según esta entidad, el tráfico aéreo en Europa crecerá este año un 2,4% y en 2017, un 2,1%.

analisis-55-cuadro2
Pincha en la imagen si quieres ampliarla.

MAYORÍA DE HOMBRES
De los 1.232 aspirantes que optan a las 39 plazas, el 69% son hombres y el 31%, mujeres. Durante tres días se sometieron a las pruebas desarrolladas en Madrid, Palma de Mallorca y Gran Canaria, formadas por tres exámenes tipo test sobre conocimientos generales, gramática de inglés y evaluación psicológica. El listado definitivo de aprobados de esta primera fase se hará público a finales de 2016.

Los aprobados se enfrentarán en la segunda fase a la prueba FEAST 1 (First European Air Traffic Controller Selection Test), que mide las habilidades básicas en materia de toma de decisiones, razonamiento lógico, agudeza visual, atención multitarea y orientación espacial, así como el nivel de inglés. Aquellos que la superen realizarán la FEAST 2 –profundización en la capacidad del candidato para realizar tareas múltiples y más complejas de forma simultánea– y un examen oral de inglés. La cuarta y última fase consta de dos pruebas: una evaluación clínica de personalidad y una entrevista conductual, orientada a valorar el grado de adecuación del candidato al perfil definido. La USCA ha expresado su rechazo al sistema establecido para la selección y posterior contratación de los nuevos controladores.

Del resultado final de este examen se constituirá una lista de reserva a partir de la cuadragésima mejor nota. A ella se podrán sumar posteriormente otros 61 nuevos aspirantes, que también habrán aprobado sus plazas en 2016; esto significa que el 31 de diciembre de 2018 Enaire contará con al menos cien nuevos controladores aéreos, lo que asegurará el relevo del personal que accede a la jubilación.

“Desde USCA consideramos que no somos un número suficiente de controladores para afrontar el crecimiento de tráfico que estamos soportando”, afirma Susana Romero. “Además, hay algo especialmente preocupante, ya que Enaire tiene la plantilla de controladores más envejecida de toda Europa, con una media de 49 años. En países de nuestro entorno como, por ejemplo, Alemania, los controladores pueden retirarse al cumplir los 55 años, algo absolutamente impensable en España. Se han dado casos de compañeros que lo han querido hacer con 57, que es la edad en la que se puede solicitar una reserva activa, y se han encontrado con la negativa sistemática de Enaire, que no puede prescindir de ningún controlador en ninguna de las dependencias que gestiona debido a esta carencia de trabajadores”.

analisis-55-cuadro3
Pincha en la imagen si quieres ampliarla.

COMPARACIÓN ENTRE EUROPA Y EE UU
En la actualidad, según el informe Comparison of Air Traffic Management-Related 2015 Operational Performance: U.S./Europe, elaborado por Eurocontrol, la Unión Europea y Federal Aviation Administration Air Traffic Organization System Operations Services de EE UU, en Europa trabajan 17.370 controladores aéreos, mientras que el espacio aéreo norteamericano es gestionado por un total de 13.814 CTA. El informe señala: “Aunque el espacio aéreo estadounidense es un 10% más pequeño que el europeo, EE UU controló en 2015 aproximadamente un 57% más de vuelos que operan bajo reglas de vuelo instrumental (IFR) que Europa. En el país americano la densidad del espacio aéreo, de media, es superior y los aeropuertos tienden a ser notablemente mayores que los europeos”.

Cada año, los controladores europeos gestionan 9,8 millones de vuelos, frente a los 15,3 millones de sus colegas norteamericanos. No obstante, el informe indica que, en los últimos 15 años, el tráfico aéreo en Europa ha crecido un 15%, en tanto que en EE UU ha descendido prácticamente en la misma cantidad, un 14%.

2010, EL ANTES Y EL DESPUÉS
En diciembre de 2015, Enaire y USCA firmaron el un acuerdo de actualización del II Convenio Colectivo de los controladores aéreos hasta 2020. La actualización, cuya prórroga caducaba en octubre de 2016, ha consistido en modificar una serie de puntos de este convenio y ampliar su ámbito temporal hasta el 31 de diciembre de 2020. No se produce ninguna variación de la jornada anual ni mensual, así como tampoco modifica la masa salarial. El II Convenio Colectivo fijó en 200.000 euros el salario medio de un controlador operativo y en un máximo de 1.670 horas de trabajo al año, con 80 horas extra también al año. En 2010, los controladores aéreos vieron reducido su sueldo global anual en un 40%, es decir, desde los 750 millones a los 480 millones de euros.

La edad media de los controladores en España es de 49 años. En Alemania, pueden retirarse al cumplir los 55

En junio de este año, CC OO y UGT alcanzaron un acuerdo con Saerco y Ferronats para dar luz verde al II Convenio Colectivo de los controladores aéreos de las torres de Arrecife, Fuerteventura, La Palma, Alicante, Ibiza, Sevilla, Valencia, Jerez de la Frontera, Vigo, A Coruña, Sabadell y Cuatro Vientos (Madrid). Se trata de torres cuya gestión está privatizada, tras la consiguiente liberalización del sector. Según USCA, “el Convenio apuntala los contratos precarios (por obra y servicio en prácticas durante un año, como ocurre en Saerco)”. La Unión Sindical considera “lamentable el desarrollo de este proceso negociador. La situación existente con los proveedores de las torres de control era esperable tal y como se realizó la liberalización del sector”. El sindicato cree que la conflictividad laboral se ha cerrado en falso “para aparentar paz social de cara a la próxima licitación del servicio”.

La lucha de USCA y Fomento viene de lejos. Susana Romero lo expresa con contundencia: “Pretendemos superar las consecuencias del cierre patronal de 2010. A raíz de él y de nuestra posterior militarización, que supuso, entre otras cuestiones, la privación de nuestros derechos civiles durante más de un mes, 22 juzgados abrieron diligencias penales contra casi 600 controladores aéreos”.

A día de hoy, 20 de esos 22 juzgados han archivado la causa exculpando a los controladores de cualquier responsabilidad. Además, las sentencias han apuntado a los antiguos dirigentes de Aena y del Ministerio de Fomento como únicos responsables de los hechos acaecidos. A pesar de esta contundencia por parte de la Justicia, todavía hoy en día casi 200 controladores de Baleares y de Madrid sufren las consecuencias de esas decisiones políticas, y permanecen imputados a la espera de resolución judicial. No obstante, la secretaria de Comunicación de USCA se muestra conciliadora: “Para nosotros es muy importante poder dejar al fin el pasado atrás y afrontar los retos que nos depara el futuro”, afirma.

analisis-55-cuadro4

RETOS Y DESAFÍOS

La Unión Sindical de Controladores Aéreos (USCA) enumera los retos que la profesión tiene ante sí: “Hay que hacer frente a las mejoras tecnológicas y de procedimientos que se adoptarán y que modificarán la forma de trabajar en el sector de la navegación aérea. Por ejemplo, el reto del Cielo Único Europeo. Es importantísimo para la empresa y los trabajadores por el esfuerzo de adaptación que conlleva de cara a la nueva normativa y exigencias tecnológicas
que supone”, explica Susana Romero.

RED EUROPEA DE ATM
USCA destaca como desafío el proyecto SESAR (Single European Sky ATM Research), que establece mejoras tecnológicas de obligada adopción que supondrán un importante cambio, tanto por la tecnología empleada, como para las personas encargadas de su operación. Es un proyecto conjunto de la comunidad de transporte aéreo europea, cuyo objetivo es la implantación, para 2020, de una red ATM europea de altas prestaciones. Esta implementación tecnológica deberá realizarse en los próximos años con un calendario preciso para favorecer la implantación sincronizada de todos los elementos necesarios. Por ello, demorarse no será una opción, explican desde USCA.

También los fuertes requisitos de eficacia y eficiencia que establece el Cielo Único demandan un esfuerzo en la mejora de los procesos y las operaciones. El establecimiento de objetivos cuantitativos en diferentes áreas no obliga a una monitorización y a un seguimiento constante de las operaciones con el fin de verificar que estas se llevan a cabo según los parámetros fijados. “El auténtico reto”, comenta Romero,“es que tanto estos cambios como el del contexto empresarial y económico en el que se sitúan, con liberalizaciones y privatizaciones, se desarrollen manteniendo los récords de seguridad conseguidos durante los últimos años”.