¿Qué buscan los millennials en los viajes en 2019?

410

La imagen de los millennials adictos a los móviles se ha convertido en un cliché exagerado. Sin embargo, está basado en una realidad que está cambiando los hábitos de viaje. Negocios disruptivos como Airbnb y Uber han cambiado el juego, cumpliendo con las nuevas expectativas de conveniencia y rapidez que demanda esta generación.

Trasladando esto al mundo del viaje, estamos enfrentándonos en 2019 con una generación que demanda una experiencia muy racionalizada basada en la tecnología. De acuerdo a las predicciones de Boston Consulting Group, los millennials realizarán el 50% de todo el gasto en viajes en 2020. Estas cifras subrayan la necesidad que tienen los protagonistas de la industria del viaje de aprender a acomodarse a las necesidades de los millennials para aprovechar esta fuente de beneficios potenciales.

Mientras que acercarse a las nuevas tecnologías es clave para satisfacer a los millennials, un conocimiento más profundo de lo que mueve a esta generación incomprendida es fundamental para seguir siendo importantes en este ambiente tan disruptivo.

Beneficios del trabajo

De acuerdo con Tripactions, el 90% de los millennials piensan que viajar es un beneficio del trabajo, mientras que el 39% afirman que no aceptarían un trabajo que no ofreciese oportunidades para viajar. Estas cifras hablan de la importancia que tienen las políticas de los viajes corporativos hoy en día. Sin embargo, ofrecer solo un aumento de los viajes no será suficiente para satisfacer las necesidades de este tipo de empleados.

De acuerdo con un estudio de Amadeus, los millennials hacen más énfasis en la importancia de un equilibrio más sano entre trabajo y vida privada comparado con sus compañeros más mayores. Debido a que el bienestar del viajero aparece como pilar central de la política de viajes, las empresas deben cuidar a sus viajeros si quieren retener a sus incorporaciones más jóvenes. Entre las medidas que se pueden incluir para garantizar esta retención de talento se encuentran: acceso garantizado a salas del aeropuerto, tiempo de recuperación de viaje y gestión disruptiva.

Un tamaño no sirve para todos

Al haber crecido en un mundo digital, a los millennials les gusta ser reconocidos como individuos. Esto no cambia cuando se habla de viajes. Esta generación anhela un proceso de reserva flexible que les ofrezca el poder crear una experiencia de viaje personalizada. De esta manera, los millenials están elevando las exigencias de los viajes corporativos, buscando más opciones de alojamiento, embarque prioritario, opciones de reserva, y wifi a bordo. Esto es un deseo, pero también una demanda de una generación tecnológica que está acostumbrada a este tipo de comodidades en otras industrias. A través de la inversión en tecnología, los proveedores de viaje pueden ofrecer a los clientes viajes adaptados a las necesidades que tienen.

Mezclar viaje con placer

El término “bleisure” se está asentando en este clima de la experiencia de viaje individualizada. En línea con sus ganas de viajar, los milllennials están dispuestos a sacar provecho de su viaje corporativo, añadiendo unos días de ocio. Garantizando esta flexibilidad en la política de viaje, las empresas pueden esperar un incremento del nivel de bienestar de los empleados, así como un descenso en los niveles de estrés y un aumento de la satisfacción en el viaje. Además, tener esta actitud estratégica frente al bienestar del empleado puede conseguir empleados más felices que consigan mejores resultados.

Así que, con los millennials emergiendo como una fuerza importante en el consumo de viajes, la industria debe despertar ante estas nuevas actitudes que están cambiando el paradigma del sector.

Descubre Live Travel Space para ver cómo estamos evolucionando para mantenernos al día con de los millennials de todo el mundo.