Delicado tesoro

128

ESTA IMAGEN HA GANADO EL PREMIO WILDLIFE PHOTOGRAPHER

No se trata solo de la reverberación del cabello de oro, ni de la delicada luz que apenas se filtra por alguna rendija; ni siquiera de la mirada levemente humana del langur chato dorado. El verdadero valor de la imagen es que capta lo que quizá ahora ya no exista y esté a punto de perderse para siempre: el alma de una pareja de raros primates (Rhinopithecus roxellana, en peligro de extinción) en la espesura de las montañas de Qinling (China). Con esta foto, el holandés Marsel van Oosten ha ganado el premio Wildlife Photographer of the Year 2018.