“Las empresas responsables son mejor valoradas por clientes y empleados”

BEGOÑA TRASANCOS, DIRECTORA DE RECURSOS HUMANOS DE AMADEUS ESPAÑA

1695
Begoña Trasancos.
Begoña Trasancos.
La responsabilidad social corporativa cobra importancia en las empresas. Amadeus España potencia, además, el voluntariado corporativo, una iniciativa con la que se atienden las necesidades de los beneficiarios, al tiempo que se potencia el compromiso de los empleados.

Por: Ana Delgado Cortés. Fotos: Adolfo Callejo 

El pasado mes de abril Laura Ortega cambió su puesto de trabajo en el departamento de Finanzas de Amadeus España por el aula informática de la escuela Fe y Alegría de Lima. Se trataba de la primera iniciativa de voluntariado corporativo en el extranjero promovida por Amadeus España, un proyecto impulsado desde el área de Recursos Humanos. De él nos habla la directora de esta área, Begoña Trasancos.

¿En qué ha consistido la iniciativa de voluntariado corporativo que ha desarrollado Amadeus España?
El proyecto consistía en colaborar durante dos semanas en la formación tecnológica de alumnos de primaria en una escuela ubicada en uno de los barrios deprimidos de Lima. De entre las personas que se presentaron voluntarias en Amadeus España elegimos a Laura, quien por su experiencia previa (había colaborado en proyectos de desarrollo en África) como por su versatilidad, nos parecía la persona más idónea para el proyecto.

[quote_left]“Esta experiencia es beneficiosa para las comunidades con las que trabajamos y al mismo tiempo resulta muy enriquecedora para nuestros propios empleados”[/quote_left]

Esta iniciativa nos gustaba especialmente, porque la tecnología es, precisamente, la base de nuestro negocio, y el hecho de acercarla a personas que habitualmente no tienen acceso a ella ni a las oportunidades que ofrece era una excelente manera de aportar nuestro granito de arena a salvar la brecha existente entre una sociedad desarrollada como la nuestra, y otra mucho menos favorecida.

¿Por qué, dentro de las posibles acciones de responsabilidad social corporativa, Amadeus España ha decidido centrarse en el voluntariado corporativo?
Al margen de otras iniciativas que Amadeus pone en marcha a nivel mundial, como es la donación de ordenadores o el desarrollo tecnológico que permite realizar microdonaciones a Unicef a través de webs de aerolíneas como Iberia, la experiencia del voluntariado corporativo nos parecía especialmente positiva no solo para la comunidad beneficiaria, sino para los propios empleados. En Amadeus España contamos con una plantilla relativamente joven, con 37 años de media, que se muestra muy interesada por temas relacionados con el compromiso social, como refleja una reciente encuesta en la que tratábamos de conocer mejor muestra cultura corporativa. La plantilla nos exige esa responsabilidad con la sociedad, y valora que destinemos recursos a este tipo de proyectos.

VOLUNTARIADO CORPORATIVO
Los proyectos de voluntariado corporativo son, además de un excelente compromiso de las empresas con la sociedad, un beneficio adicional para los empleados. Así lo afirma Laura Ortega, empleada de Amadeus España, a su vuelta del proyecto de voluntariado en Lima: “Es enriquecedor desde un punto de vista personal, y creo que a un montón de gente le gustaría colaborar en este tipo de iniciativas que, por el esfuerzo económico y de tiempo que requieren, no siempre son posibles. Que la empresa lo facilite y lo estimule es importantísimo”.

¿Por qué son cada vez más las empresas que se toman en serio la responsabilidad social?
No se puede actuar en la sociedad sin ser responsable con ella. Si Amadeus aspira a transformar el futuro del viaje, también ha de transformar, en la medida en que le sea posible, las injusticias o las limitaciones que se dan en el entorno en el que opera como empresa. Las empresas socialmente responsables no solo son mejor valoradas por sus clientes, sino también por sus propios empleados. Ser responsables nos ayuda a atraer y retener talento, de ahí la importancia de canalizar esa responsabilidad a través de iniciativas como la que hoy nos ocupa, de la que se benefician empleados concretos haciendo algo que les gusta, que les motiva y que además les permite la inmersión en una cultura diferente.

[quote_left]“Ser socialmente responsables nos ayuda a atraer y a retener el talento”[/quote_left]

¿Desde su experiencia, qué le recomendaría a una empresa que desee poner en marcha proyectos de voluntariado corporativo?
Que se apoyen en socios que puedan asesorarles en los proyectos y en la implicación requerida. Para estas iniciativas, como para cualquier otra, hay un proceso de aprendizaje en la empresa, y hay que asegurarse de que el proyecto va a tener un impacto positivo en la comunidad que acoge al voluntario y que el voluntario va a tener una cobertura en lo que respecta a su seguridad y su bienestar. Por supuesto, es también imprescindible elegir bien a los voluntarios, para que el aprovechamiento sea máximo por las dos partes. Es necesario contar con personas, abiertas, versátiles, comunicativas, y con gran empatía para ser capaces de conectar y entender las necesidades de la comunidad local.

PRIMER CONTACTO CON LA TECNOLOGÍA
amadeus-entrevista-41-cuadroDesde que en el año 2012 estuvo de voluntaria dos meses en uganda, laura ortega ya sabía que quería volver a vivir una experiencia similar. El proyecto de voluntariado social de amadeus españa, la empresa en la que trabaja como miembro del departamento de finanzas, lo ha hecho posible.
Laura trabajó como monitora durante dos semanas en el aula de informática de la escuela fe y alegría de Lima (Perú): “los niños de secundaria tienen un pequeño módulo de computación, como lo llaman ellos. Sin embargo, aprovechando mi estancia allí, conseguimos, además, que los niños de primaria tuvieran su primer contacto con los ordenadores de la escuela”.
“Creo que todos tenemos que colaborar en la medida de lo posible para hacer del mundo un lugar mejor. Y las empresas no pueden ser menos”, explica Laura. “Es cierto que lo que yo he hecho parece poca cosa -de hecho, tengo la sensación de que me han aportado más ellos a mí que yo a ellos-, pero si este tipo de proyectos y los que vengan detrás hacen que un grupo de niños se familiaricen con la tecnología, de forma que en un futuro puedan optar a trabajos más cualificados, que contribuyan a su desarrollo y al de sus comunidades, tendremos que seguir trabajando en ellos”, concluye Laura.

Para saber más sobre el proyecto, lee el blog de Laura desde Perú.