Pepa Roma

1634

Todo viaje termina en casa

Una de las preguntas más repetidas que me han hecho desde que ha salido mi última novela, Una familia imperfecta, es por qué después de dos novelas que tienen por escenario la India –Mandala e Indian Express– y de haberme pasado la vida viajando y escribiendo como reportera de países de los cinco continentes, salgo con una novela que tiene por escenarios principales un remoto pueblo de Lérida y un barrio singular de Barcelona, Sant Gervasi, donde crecí. Nunca pensé que iba a hacerlo. Lo casero, cotidiano y más cercano parece siempre desprovisto del drama y la fascinación que acompaña al viaje.

Sobre todo en mi caso, que iba para científica y nací literalmente como periodista y escritora del viaje. Del choque de la adolescente con una India caótica, aterradora, llena de mendigos purulentos y, a la vez, promesa de espiritualidad en cuya búsqueda nos lanzamos los jóvenes europeos en los años 70, nació la necesidad de escribir sobre una experiencia vital que me transformó y formó como persona. De la trotamundos con mochila a la espalda que siguió recorrido por Asia con el afán de completar la vuelta al mundo nació la reportera. Con un curso de fotografía y muchas lecturas sobre antropología y las culturas del Pacífico en la Biblioteca de la Universidad de Sídney, me lancé a hacer mis primeros reportajes como freelance.

Biografía. Periodista y escritora nacida en La Sentiu (Lleida), ha trabajado para El periódico de Catalunya, TVE o El País. Su última novela es Una familia imperfecta (Espasa).
Margaret Mead. Antropóloga estadounidense, precursora en el uso del concepto de género.
Sant Gervasi. Barrio de Barcelona. 41°23′51″N 2°07′52″E

Sea en la India, Indonesia, Corea, Japón, Sudáfrica o Colombia, me han interesado otras culturas porque siempre pensé que el contraste con el otro es lo que te permite descubrir qué hay de universal en el ser humano y qué hay de particular en cada cultura. Qué nos diferencia y qué tenemos en común a la hora de vivir el amor, el sexo, la espiritualidad. Cómo se gestionan las emociones, el odio, los conflictos, la organización de la sociedad. ¿Fueron los hombres en alguna parte felices? ¿Existe una cultura donde conviven en armonía? ¿Qué lleva a otras a la guerra? Ya lo habréis adivinado: quise ser Margaret Mead, e incluso me matriculé en Berkeley para hacer Antropología. Aunque terminé en la Universidad Autónoma de Barcelona haciendo Filosofía y Periodismo, he de decir que el viaje me ha hecho a mí misma, y no solo como escritora o periodista, sino como persona.

Cuando uno viaja siempre va en busca de sí mismo, incluso aunque el propósito que te lleva a ese país sea ir a cubrir un golpe de Estado o una guerra para tu periódico, como me ha tocado hacer muchas veces.

De cada cultura he extraído algo que me ha servido para conocer algo de mí misma y de mi entorno. Eso es lo que te permite al fin volver a casa y ver de dónde vienes y quién eres con la perspectiva necesaria. Entonces descubres que todo eso que has andado buscando fuera, esa curiosidad que te ha llevado durante décadas a querer conocer los confines de la Tierra, se vuelca hacia dentro, hacia los orígenes. Que el descubrimiento último, que el verdadero final del viaje, siempre termina en casa.